¿Qué cámara me llevo al Camino?

0

Muchos son los que al Camino, con tal de tener la experiencia más auténtica y estar 100% desconectados de lo rutinario, no llevan ni un reloj Casio con ellos. Otros, consideran que la autenticidad de la experiencia no está reñida con la tecnología, y por tanto son partidarios de crear recuerdos más allá de los conservados en su propia memoria, usando para ello distintos dispositivos.

Normalmente mis escritos tratan temas culturales, sobre todo del campo del Arte, pero hoy no voy a hablaros en calidad de historiador, sino de fotógrafo. Si bien es cierto que esta entrada encajaría mejor con el segundo perfil que explicaba en el párrafo anterior, es perfectamente compatible con el primero, al menos en cuanto a desconexión se refiere. Porque aunque hablemos en su mayoría de cámaras digitales, la fotografía, tal y como hoy la conocemos, existe desde 1828, y es perfectamente compatible con esta otra forma de vivir el Camino, porque lo importante no es la cámara en sí, sino el ejercicio fotográfico.

LA CÁMARA DEL TELÉFONO MÓVIL

Cámara de smathphone

Pixabay.com

¿Quién no tiene un teléfono móvil con cámara integrada hoy en día? Si no quieres complicarte mucho, o no tienes cámara y no planeas adquirir una, esta puede ser una buena opción.

Pros

  • Seguramente vayas a llevar el teléfono al Camino, aunque solo sea por seguridad. De paso te llevas la cámara sin ocupar más espacio ni aumentar el peso.
  • Si eres de los que comparte fotografías a menudo con sus familiares y amigos, no hay manera más fácil y rápida para hacerlo.

Contras

  • Dependiendo del modelo del teléfono, la calidad de las fotografías pueden dejar mucho que desear.
  • Al tenerlo todo a mano, corres el peligro de utilizar el teléfono más de lo que te gustaría. Recuerda ¡Solo necesitas la app de VOJO. Lo tiene todo para el Camino!
  • Sólo cuenta con zoom digital, que por definición es de poca calidad.

CÁMARA COMPACTA

Cámara compacta

Pixabay.com

Bajo mi punto de vista, esta es una de las mejores elecciones que se pueden hacer por la relación calidad de imagen/facilidad de transporte. Actualmente hay una amplia gama de este tipo de cámaras, y la calidad de sus fotografías es excelente.

Pros

  • Se trata de una cámara fácil de transportar.
  • Es posible adquirir una con buenas prestaciones a un precio asequible.
  • La calidad de imagen es superior a la que pueda darte un teléfono móvil de gama media (incluso alta).

Contras

  • No permite usar muchos de los recursos fotográficos que dan estilo a una foto. Si sabes un poco de fotografía o te interesa aprender mientras caminas, esta no es tu cámara.
  • Zoom limitado.

CÁMARA SEMI RÉFLEX O BRIDGE

Cámara semi reflex

Pixabay.com

A medio camino entre la cámara compacta y la réflex tenemos este tipo de cámaras. Se trata de cámaras con apariencia de compacta, pero con las funcionalidades manuales típicas de un réflex, eso sí, sin visor réflex (tendrás que usar la pantalla digital para ver el encuadre) y, por lo general, una sola lente.

Pros

  • El zoom empieza a ser un elemento a destacar. Recordad que hay una gran diferencia entre el zoom óptico (el de la propia lente) y el zoom digital (generado por software). El zoom óptico es el que se debe tener en cuenta a la hora de elegir una cámara, y es el que permite jugar con la distancia focal para crear impresionantes imágenes.
  • Sigue siendo una cámara bastante pequeña y poco pesada.
  • Con algunos modelos es posible hacer fotografías en formato RAW (negativo digital), un formato que no pierde calidad de imagen como el jpg.
  • Los modelos más actuales permiten cambiar objetivos.

Contras

  • Salvo por el zoom óptico, no se diferencian en nada notable de las compactas.
  • Por sus características, el sensor suele ser un poquito más pequeño que el de una cámara réflex.
  • El precio de estas cámaras empieza a ser para pensárselo.
  • Los modelos que permiten cambiar objetivos son bastante caros.

CÁMARA RÉFLEX O SLR

Cámara Reflex o SLR

Pixabay.com

Si te gusta la fotografía, posiblemente no tenga que decirte que este es el tipo de cámara que necesitas. Más pesadas e incómodas de transportar que cualquiera de las anteriores (sobre todo por alguno de sus objetivos), las posibilidades que ofrecen suplen con creces dicho hándicap.

Pros

  • Ya en la gama de aficionado podrás encontrar cámaras con una calidad sorprendentemente buena.
  • Objetivos con zoom y de distancia focal fija, que harán que te adaptes perfectamente cualquier tipo de fotografía.
  • Poder cambiar de objetivo hace posible que tanto los paisajes como las personas retratadas que te encuentres en tu periplo luzcan fantásticos.
  • Con el modo manual, lo que para cualquier fotógrafo es la auténtica fotografía, aprenderás un montón de trucos.

Contras

  • Aunque depende de la gama, el precio es algo a tener en cuenta, ¡más aún el de determinados objetivos!
  • No son precisamente pequeñas, y el sistema de espejos que llevan en su interior es un poco frágil.
  • Los objetivos, sobre todo algunos teleobjetivos, son tan pesados que harían de llevar la cámara al cuello durante una etapa entera una auténtica locura.

CÁMARA ANALÓGICA

Cámara analógica

Pixabay.com

La cámara perfecta para los que reniegan de la tecnología digital durante sus días en el Camino. Aunque han sido prácticamente sustituidas por las cámaras digitales, aún hay posibilidad de adquirir una y hacer fotos a la manera tradicional.

Pros

  • Aunque las cámaras casi han desaparecido, la magia de la fotografía analógica sigue ahí.
  • Las posibilidades estilísticas son tan amplias como las de una réflex (si es que la analógica también es réflex).
  • Al contrario de lo que pudiera parecer, en internet es bastante fácil encontrar buenos equipos por poco dinero (impensable hace unos años).

Contras

  • No podrás ver las fotos hasta que las reveles (aunque según como se mire, esto puede ser algo bueno).
  • Hacerse con un carrete no es nada fácil, así que lo mejor es que salgas con ellos de casa.
  • Comparadas con las digitales, son bastante más difíciles de manejar correctamente.
  • Imprimir fotografías desde un negativo tradicional no es barato.

CÁMARA DE UN SOLO USO O DESECHABLE

Cámara Desechable

Pixabay.com

Desconozco si actualmente es fácil encontrar este tipo de cámaras en los comercios. Lo que seguramente sí sea cierto, es que con la entrada de los smartphones en escena, sus ventas hayan caído notablemente. Sea como fuere, he querido tenerlas en cuenta porque antaño fueron muy socorridas.

Pros

  • Son cámaras analógicas. Si eres fan de las fotografías en papel, y eres de esos que no quieren llevar tecnología encima, esta es una opción.
  • Si olvidaste cualquier dispositivo con capacidad para hacer fotografías, no te saldrá muy caro hacerte con una.
  • Pesan y ocupan muy poco.
  • No necesita alimentación eléctrica.

Contras

  • Positivar las fotos de una cámara analógica no es precisamente barato a día de hoy.
  • Las posibilidades creativas se reducen al encuadre y poco más.
  • Sin posibilidad de Zoom.

CÁMARA INSTANTÁNEA O “POLAROID”

Cámara instantánea o "Polaroid"

Pixabay.com

Estas míticas cámaras de fotos fueron muy famosas durante los años 70, y mantuvieron esa popularidad hasta lo 90. En la actualidad parece que han vuelto a tener éxito, aunque de una manera más moderada que antaño.

Pros

  • Todas tus fotos impresas al instante. ¡Puedes compartirlas de una manera más cercana y personal!

Contras

  • Cámaras algo aparatosas.
  • El papel que usan para la impresión no es precisamente barato, y no se vende en cualquier parte.

Yo personalmente elijo la SLR, ya que para mí sus posibilidades creativas suplen los contras que presenta, y porque creo que los paisajes del Camino de Santiago bien merecen ser captados en todo su esplendor. Pero yo ya he hablado suficiente, ahora os toca a vosotros. Así que ¿cuál es elegís vosotros?

Share.

About Author

Sergio De Arriba

Graduado en Historia del Arte, trabajo como Gestor de Contenido Cultural y arquitecto de rutas en VOJO, aunque de vez en cuando también realizo vídeos corporativos e ilustraciones. En este blog mi intención es mostraros el Arte de la forma más atractiva y sencilla posible, alejándome de descripciones complejas pero sin olvidar los métodos científicos que acompañan a la teoría artística.

Leave A Reply