¿Quién es quién? El Pórtico de la Gloria II

0

¿Qué tal vais de memoria? Espero que bien, sino es posible que no recordéis que la semana pasada hablamos del Pórtico de la Gloria, una de las estructuras más emblemáticas de la Catedral de Santiago, ni tampoco de que había quedado con vosotros en echarle un segundo vistazo con el fin de hablar sobre su significado e identificar algunas de las figuras que aparecen en él.

La lectura del post anterior es importante, pues en él explicaba algunas de las claves de la escultura porticada románica en general, y otras del Pórtico en particular, como los ejes imaginarios que lo dividen y hacen más fácil su lectura. Por eso, tanto si os lo perdisteis como si os apetece repasar aquel post, os dejo este enlace. ¿10 minutos para que lo leáis y continuamos? Vale….

¿Ya? Estupendo. ¡Pues al lío!

VUELTA A LOS EJES

Lo primero que voy a hacer es proporcionaros una imagen en la que he coloreado (con mayor o menor fortuna) las zonas más relevantes del Pórtico. No están todas, pero no es mi idea saturar con una “master class”, sino dar algunas claves para entenderlo. Como podéis ver, pese a que todo está conectado, he utilizado las líneas divisorias que pudimos ver en el anterior post, lo que facilita la identificación de zonas y figuras (por cierto, si queréis ver la imagen un poco más grande, simplemente haced click sobre ella).

Pórtico de la Gloria por Isidoro González Adalid (pluma sobre papel). Edición: VOJO.

Imagen: Pórtico de la Gloria por Isidoro González Adalid (pluma sobre papel). Edición: VOJO.

LECTURA HORIZONTAL

Como podéis observar, en las bandas de la parte inferior de la imagen hay texto entre paréntesis. Este hace referencia a la parte superior de las diferentes entradas del pórtico. Teniendo esto en cuenta, y sabiendo que el tímpano central representa el Reino de Cristo, no es muy difícil deducir que la lectura ascendente hace referencia a la forma de acceder a la Gloria. Por eso, mientras las bestias y los “hombres comunes” se encuentran en la parte más alejada del Reino de Cristo, según ascendemos podemos ver representados a profetas y apóstoles, que gracias a su conocimiento de la palabra de Jesús y a su fe en él se encuentran más cerca de su reino. Los cuatro apóstoles que fueron además evangelistas (que, por cierto, aparecen representados como escribas junto a su animal correspondiente del tetramorfos), aparecen rodeando a Cristo Triunfante o como Maiestas Dómini, una representación habitual del ate bizantino y románico, aunque es más común que en ella Cristo bendiciendo con la mano derecha y sujetando el Libro de la Vida con la izquierda, en lugar de enseñar las llagas como es el caso. En líneas generales (y pido perdón e antemano por la simplificación) “el acercamiento a Dios a través del conocimiento y de la fe”, podría ser una posible interpretación si atendemos a los ejes horizontales.

Miniatura de los Tetramorfos, Libro de Kells, c.800 (Wikipedia)

Imagen: Miniatura de los Tetramorfos, Libro de Kells, c.800 (Wikipedia)

En cuanto al parteluz: se inicia en el hombre nuevo, y a través del Árbol de Jesé (árbol genealógico de Cristo, cuyo ancestro primigenio es el Rey David) llega hasta Cristo. La presencia de Santiago no tiene una lectura genealógica, simplemente está representado en un lugar privilegiado por ser el patrón de la Catedral.

LECTURA VERTICAL

Como sucede cuando leemos el Pórtico haciendo uso de la división con ejes horizontales, y como no podía ser de otra manera, Cristo vuelve a ser la figura clave, aunque en esta ocasión de una manera distinta. En la lectura horizontal era el fin último, la meta, pero en la vertical es el eje de la historia. Así, el Pórtico se ve dividido en dos grandes momentos: tiempos antes de Cristo (izquierda) y tiempos después de Cristo (derecha).

En la entrada de la izquierda podemos ver el pilar de aquellos que profetizaron la venida de Cristo (de izquierda a derecha: Abdías, Amós, Oseas, Joel, Jeremías, Daniel, Isaías y Moises). Sobre la cabeza de los cuatro primeros se encuentra el Limbo, el lugar al que iban las almas creyentes que murieron antes de la venida de Cristo, y lugar de “residencia permanente” de toda alma no bautizada. Normalmente suele atribuirse a este arco la representación de la bajada de Cristo a los Infiernos para salvar a aquellos que fueron justos antes de que él llegara a la Tierra, pero en ocasiones se hace alusión a las 12 tribus de Israel. Sinceramente ignoro si hay relación entre ambas interpretaciones, pero de no haberla la primera es mucho más coherente con el resto del programa.

Imagen: Detalle de los Apóstoles del Pórtico de la Gloria. Pedronchi, Flickr.

Imagen: Detalle de los Apóstoles del Pórtico de la Gloria. Pedronchi, Flickr.

En la derecha se ubica el pilar de los Apóstoles (de izquierda a derecha: San Pedro, San Pablo, Santiago el Mayor, San Juan Evangelista, San Andrés, San Mateo, Apóstol Tomás y San Bartolomé; recordad que los 4 restantes son los evangelistas Lucas, Juan, Mateo y Marcos, representados rodeando a Cristo). De nuevo encontramos un arco en la parte superior, que en este caso representa el Juicio Final. En su parte central aparecen representados Cristo y San Miguel, que se encargan de dividir las almas entre bienaventurados (izquierda) y condenados (derecha).

Por último, tanto a la izquierda como a la derecha del Reino de Cristo (tímpano central) pueden observarse unos ángeles, que son los encargados de permitir la entrada de los bienaventurados.

¡Y esto ha sido todo por hoy! La próxima vez que estéis cerca de esta maravilla de pórtico no necesitaréis guía, es más, podríais serlo vosotros. Como siempre os invito a compartir el post si es que os ha gustado, y a seguir a VOJO en Facebook, Twitter e Instragram. ¡Hasta la próxima!

Imagen de la portada: El Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela (1849), Jenaro Pérez Villaamil.

Share.

About Author

Sergio De Arriba

Graduado en Historia del Arte, trabajo como Gestor de Contenido Cultural y arquitecto de rutas en VOJO, aunque de vez en cuando también realizo vídeos corporativos e ilustraciones. En este blog mi intención es mostraros el Arte de la forma más atractiva y sencilla posible, alejándome de descripciones complejas pero sin olvidar los métodos científicos que acompañan a la teoría artística.

Leave A Reply